fbpx Saltar al contenido

Qué es lo qué más le gusta a un Perro de Agua Español

El perro de agua español es una raza ignota clasificada por la FCI (Federation Cynologique Internationale) en el conjunto 8, sección 3: perros de agua.

Índice

Peculiaridades del Perro de Agua Español

Estos perros son de tamaño mediano, con una constitución robusta que no desmerece su temperamento atlético. Vistos de perfil, semejan mucho más largos que altos, lo que completa su apariencia muy elegante. La espalda es recta y fuerte, el pecho bien creado que llega hasta los codos, al paso que el vientre está equilibradamente recogido. Las piernas son rectas, con un marco fuerte y huesos enormes.

Tienen una cabeza maciza que les da una presencia impresionante y grandiosa. Tienen un cráneo chato con una línea superior recta paralela a la línea superior del hocico. Tienen una observación atenta con ojos levemente oblicuos, muy expresivos y con tonos que van del avellana al cobrizo obscuro. Las orejas, de tamaño mediano y triangulares, caen hacia los dos lados de la cara.

El Perro de Agua Español es muy capaz, activo y polivalente

El Perro de Agua Español es muy habitual hoy día como perro de compañía, en tanto que es cariñoso, juguetón, «capaz» y equilibrado. También, resalta como un enorme deportista canino, puesto que merced a su sabiduría y su enorme necesidad de actividad, es común verlo entrenar con gusto y habilidad distintas disciplinas como la obediencia, la agilidad o las pruebas acuáticas; Asimismo se distingue por sugerir sus servicios a la sociedad como perro descubridor de drogas en los órganos militares y de seguridad del Estado.

Es esencial que los perros de esta raza reciban una aceptable socialización con sus congéneres y personas extrañas al círculo familiar desde temprana edad, puesto que tienden a ser algo reservados con los extraños y esto puede llevarlos a ser un tanto posesivos y territorial.

Historia de la raza

Poco se conoce sobre los orígenes del perro de agua español. Ciertos especialistas caninos especulan que descienden de perros africanos o están relacionados con otros perros de agua de europa, como el perro de agua portugués o las etnias de pastor turco o húngaro.

Los perros de este género eran asistentes ágiles en las huertas, las minas y los pueblos de pescadores españoles, donde desempeñaban muchas funcionalidades, como pastorear rebaños, recobrar el ganado perdido, apresar ratones y sostener apartados a los intrusos. Se estima que el pelaje rizado único de la raza es una adaptación a los distintos tiempos de la Península Ibérica, que van desde secos hasta húmedos.

¿Qué cuidados precisa esta raza?

El Perro de Agua Español es atlético, con lo que le agrada el ejercicio y va a ser un compañero perfecto para correr. Asimismo es un increíble nadador. Por ende, asegúrese de que estén físicamente activos todos y cada uno de los días.

Tu dieta se amoldará a tu nivel de actividad física. Puedes darle de comer un par de veces cada día, asegurándote de que la comida tenga todos y cada uno de los nutrientes que precisa. Asimismo debe tener un suministro incesante de agua dulce a su predisposición.