fbpx Saltar al contenido

Cómo cansar a un Akita Inu

El Akita americano es el resultado de cruces con un pastor alemán completados a lo largo de la Segunda Guerra Mundial y vendidos a soldados americanos que, a su regreso al país, introdujeron la novedosa raza en territorio estadounidense.

En España, según el real decreto, se considera un perro probablemente arriesgado, con lo que es obligación conseguir una licencia con seguro de compromiso civil y registrarlo en todos y cada concejo.

Índice

Primordiales especificaciones del Akita Inu

Los ejemplares de esta pluralidad son de importante tamaño y dotados de una enorme capacidad física. Su cuerpo es mucho más largo que prominente, con la espalda recta y el pecho profundo. Sus piernas son fuertes y musculosas, con pies redondos que les dejan desplazarse libremente.

Su cabeza es grande, proporcional al resto de su cuerpo. Tienen un cuello musculoso y sin papada. Tienen orejas triangulares, que pueden de pararse erguidas o caer hacia adelante. El hocico es largo y los ojos son pequeños y de color cobrizo, según la zona de donde surgen. Asimismo tienen forma desgarrada y están bien separados unos de otros.

Adiestramiento con clicker para perros

¡Sí!

Un ademán brusco o un tono mucho más prominente de lo común puede ocasionar que tu mascota ataque a otra persona para resguardarte. Asimismo puedes luchar con otros perros si sientes agresión. Para evitar estos inconvenientes, es requisito socializar bien al Akita desde una edad temprana.

El Boomer Ball para animarle a realizar ejercicio y entretenerse

Le tiras la pelota, el AKITA INU corre, le ocultas la pelota, él la busca… . De esta manera lograras entrenar a tu Akita Inu si es un tanto perezoso. Y compartirán instantes de cooperación.

Esta pelota combina las ventajas anteriores con los de los juguetes chirriadores por el hecho de que hace estruendos en el momento en que rebota.

Sabiduría servible (obediencia)

El Akita Inu se considera entre las razas con sabiduría servible y obediencia media. La medida de el intelecto servible de los perros se apoya en la clasificación establecida por el neuropsicólogo Stanley Coren, popular por sus estudios sobre el comportamineto can y su conexión con el hombre.

Según esta clasificación, el Akita Inu es un perro que necesita de 25 a 40 reiteraciones para probar que ha comprendido la orden. Su agilidad de contestación es lenta y se frena a distancia. Tiende a tener sus resoluciones.