fbpx Saltar al contenido

Qué es lo qué más le gusta a un Akita Americano

El Akita americano es el resultado de cruces con un pastor alemán completados a lo largo de la Segunda Guerra Mundial y vendidos a soldados americanos que, a su regreso al país, introdujeron la novedosa raza en territorio estadounidense.

En España, según el real decreto, se considera un perro probablemente arriesgado, con lo que es obligación conseguir una licencia con seguro de compromiso civil y registrarlo en todos y cada ayuntamiento.

Índice

¿Piensas en obtener o adoptar un perro Akita Americano?

¡Entonces andas en el sitio preciso! En Wakyma te damos toda la información que necesitas para escoger un Akita Americano, como es la raza que mejor se amolda a tu modo de vida.

Si lo equiparamos con el Akita Inu, una de las considerables diferencias es que el americano es mucho más impresionante y grande, lo que también lo realiza mucho más grande y pesado.

Historia

Recién a fines de la Segunda Guerra Mundial se diferenciaron las razas Akita de america y Akita Inu puesto que, hasta hoy, se consideraban como solo una. Su origen empieza en Akita donde se han encontrado documentos del siglo XVII donde se usaban para la caza. Más tarde, en el siglo XIX, se empleó como perro de riña, cruzándolo con los molosos para acrecentar su tamaño y resistencia. Esta práctica fue derogada a inicios del siglo XX en El país nipón y a inicios de la década de 1930 el Akita fue considerado monumento natural, prohibiéndose su exportación fuera del país asiático.La evolución del Akita hasta nuestros días fue el resultado de la cruces de distintas razas, lo que por último forzó a clasificarla en 2 líneas: las Ichinoseki y las Dewa, estas últimas las que al final llegaron a suelo americano.

Después, tras la Segunda Guerra Mundial, Akitas se extendió por los USA, fundando el Akita Kennel Club, que entonces cambió su nombre en 1956 para transformarse en Akita Club of America. Pese al lugar del club, El país nipón no reconoció a la novedosa raza, lo que por último llevó al Akita Club of America a cerrar el árbol genealógico de ascendencia asiática. Hubo que esperar hasta la década de 1990 para que el club dejara la importación de la raza Akita Inu de nuevo, más allá de que ahora existían enormes diferencias como el importante tamaño del Americano y la elegancia del Akita Japonés.

Tienen la posibilidad de ser bien difíciles de entrenar

Si tiene planeado adoptar un Akita americano, tenga presente que pueden de ser realmente difíciles de entrenar y solo van a mejorar con el entrenamiento apoyado en refuerzo. Son muy cabezotas y pésimos para recibir órdenes acompañadas de castigos, ni lo procures.

Esta no es una raza para alguien que no posee tiempo para las sesiones del día a día de entrenamiento. Como ahora te habrás dado cuenta, este perro no es perfecto para los que adoptan por vez primera o para la gente que eligen métodos de entrenamiento basados ​​en castigos.

Adiestramiento con clicker para perros

¡Sí!

Un ademán brusco o un tono mucho más prominente de lo frecuente puede ocasionar que tu mascota ataque a otra persona para resguardarte. Asimismo puedes luchar con otros perros si sientes agresión. Para evitar estos inconvenientes, es requisito socializar bien al Akita desde una edad temprana.