fbpx Saltar al contenido

Cómo educar a un perro Akita Americano adulto

El Akita Inu es mucho más feliz en el momento en que vive en el hogar con su familia. Esta raza no es hiperactiva, pero necesita ejercicio períodico. 30 minutos a una hora cada día basta para un Akita; Las travesías veloces, trotar (para un perro adulto mayor de un par de años) y jugar en el jardín son sus ocupaciones preferidas. Conocer un parque para perros probablemente no sea una gran idea, dadas las tendencias violentas de Akita hacia otros perros.

Gracias a la enorme sabiduría de esta raza, lo destacado es una rutina diferente. Lo que no deseas es un Akita poco entretenido. Esto lleva a inconvenientes de comportamineto como ladrar, cavar, masticar y agresión. Integre al Akita en las ocupaciones familiares y no lo deje solo por largos periodos de tiempo.

Índice

Es asegurador

Es un perro fantástico con la familia, siendo tan leal quiere y resguarda a sus humanos con su historia. Es suficientemente valeroso para confrontar a un oso si es requisito.

Para bastantes extraños, la mirada del Akita es bastante intimidante, singularmente en el momento en que ladra. La actitud orgullosa de un Akita afirma bastante: es un mensaje para quien entra en su territorio.

Limpia a tu cachorro Akita Americano ¿Desde qué edad?

Los perros chiquitos tienen un metabolismo diferente al de los perros mayores. En verdad, sus órganos y músculos no están absolutamente desarrollados y no les dejan mantener sus necesidades como los perros mayores. Un cachorro AMERICAN AKITA solo va a poder contener la micción tras 3 meses. Además de esto, la duración media de la detención va a ser de un máximo de 2 horas. Por ende, la mayor parte de la gente empiezan a educar a sus perros chiquitos a ir al baño a los 3 meses de edad.

Pero, aunque tu Akita Americano tenga solo 8 semanas en el momento en que lo instales en el hogar, te sugiero que prepares a tu cachorro para esta educación sin enseñarle a recordar pues sería una pérdida de tiempo. Esto le va a dar una pequeña virtud sobre los buenos hábitos y reflejos que debe tener su Akita americano.

Historia y origen

El Akita es originario de El país nipón, donde se le considera «tierno de corazón y fuerte en fuerza». La raza recibe su nombre de la Prefectura de Akita, una sección del norte de El país nipón, donde la raza se desarrolló mediante cruces de Chow Chow con perros nipones Kari y Tosa.

Hace siglos, la raza era propiedad única de los mandatarios imperiales del país. Inicialmente, el trabajo de Akita era apresar, proteger y criar animales. Este perro veloz y poderoso fue incomparable en su aptitud para seguir animales enormes como corzos, levantes y osos negros.

Historia

Recién a fines de la Segunda Guerra Mundial se diferenciaron las razas Akita de america y Akita Inu puesto que, hasta hoy, se consideraban como solo una. Su origen empieza en Akita donde se han encontrado documentos del siglo XVII donde se empleaban para la caza. Más tarde, en el siglo XIX, se empleó como perro de riña, cruzándolo con los molosos para acrecentar su tamaño y resistencia. Esta práctica fue derogada a inicios del siglo XX en El país nipón y a inicios de la década de 1930 el Akita fue considerado monumento natural, prohibiéndose su exportación fuera del país asiático.La evolución del Akita hasta nuestros días fue el resultado de la cruces de distintas razas, lo que al final forzó a clasificarla en 2 líneas: las Ichinoseki y las Dewa, estas últimas las que por último llegaron a suelo americano.

Después, tras la Segunda Guerra Mundial, Akitas se extendió por los USA, fundando el Akita Kennel Club, que entonces cambió su nombre en 1956 para transformarse en Akita Club of America. Pese al lugar del club, El país nipón no reconoció a la novedosa raza, lo que por último llevó al Akita Club of America a cerrar el árbol genealógico de ascendencia asiática. Hubo que esperar hasta la década de 1990 para que el club dejara la importación de la raza Akita Inu de nuevo, más allá de que ahora existían enormes diferencias como el importante tamaño del Americano y la elegancia del Akita Japonés.