fbpx Saltar al contenido

Qué sonidos le molestan a los perros

La acusticofobia o, lo que es exactamente lo mismo, el temor a los ruidos o sonidos estridentes está muy que se encuentra en el día a día de la mayor parte de los perros.

Su oído plus sensible y la espontaneidad o sorpresa con la que acostumbran a generarse estos ruidos no hacen más que agudizar el malestar; Otros sonidos más planeados, como el de la secadora o el de la aspiradora, se pueden de supervisar y esto nos posibilita evitarlos, pero no sucede lo mismo con los truenos o los petar2.

Índice

Fuegos artificiales

Entre los ruidos que más incordian a nuestros amigos de cuatro patas es el de los fuegos artificiales. Este género de estruendos bate a nuestros amigos de cuatro patas que comienzan a enseñar distintas señales de temor: rabo entre las piernas, temblor, refugio.

También varios amigos peludos a golpes también tienen la capacidad de fugarse de casa. De ahí que es importante, al emplear fuegos artificiales, singularmente en la víspera de Año Nuevo, mantenerse con nuestro perrete en un espacio seguro y relajado.

Los fuegos artificiales.

Este se encuentra dentro de los más populares y que todos hemos sentido. En el momento en que los fuegos artificiales estén explotando en el cielo, observaremos a nuestra mascota tremer y también intentaremos ocultarnos de ella.

Seguramente sienten que son atacados o no comencienden lo que pasa. Puedes ayudarlos a evitar que estos incendios te hagan pasar un mal rato. En el final, no tenemos la posibilidad de supervisar lo que ocurre afuera, sino más bien adentro.

Sonidos a los que reaccionan los perros

Estudiosos de la Facultad de California, Davis, descubrieron que posiblemente la gente no reconozcan que su perro está intranquilo en el momento en que se muestra a ruidos familiares recurrentes. Más allá de que se demostró que los ruidos inesperados y fuertes, como los fuegos artificiales o las tormentas eléctricas, de forma frecuente provocan la ansiedad del perro, un nuevo estudio declara que aun los ruidos recurrentes, como una aspiradora o un microondas, pueden de ser un desencadenante. El estudio fue anunciado en Frontiers in Veterinary Science.

“Entendemos que varios perros son sensibles al estruendos, pero subestimamos su temor a eso que tenemos en cuenta ruidos normales por el hecho de que varios dueños de perros no pueden de leer el lenguaje corporal”, afirma la autora importante Emma Grigg, estudiosa socia e instructor de la Escuela de Medicina Veterinaria de UC Davis.