fbpx Saltar al contenido

Que no se debe hacer con los perros

Tener un peludo en nuestro hogar supone una sucesión de responsabilidades similares con su precaución y atención de las que debemos ser conscientes. Ahora se especifican una sucesión de sugerencias similares con estos puntos:

Índice

Cómo cuidar de un perro

Cuidar de un perro supone deber y atención. Por norma general, es esencial asegurarles una alimentación sana, tal como promover su actividad física y alentar su socialización. También es importante prestar atención veterinaria y revisiones para supervisar su estado de salud y prosperar su calidad de vida.

En la situación de un cachorro recién nacido, los cuidados del perro van a ser continuos, introduciendo la lactancia con leche de la mamá o sustituto, y el destete, que empieza desde las cuatro semanas de vida y de manera progresiva.

No lo ridiculices

Llevarlo a cabo enfurecer para que gruña, ponerle un disfraz para reírse de él o enseñarle trucos para realizar reír a el resto son cosas que ridiculizan a nuestro perro. Le hacemos pasar por una situación que no le agrada y donde no se siente cómodo.

Los perros no hablan pero pueden de advertir de manera fácil nuestro estado anímico, lo último que aguardan es que nos riamos de ellos.

Síntomas de vómitos o diarrea en perros de los que tienes que alarmarte

Si tu mascota empieza a devolver y no para pasadas unas horas, no aguardes más y llevalo al veterinario rápidamente. Las sugerencias que te ofrecemos son para casos leves en el momento en que el perro ha comido algo mal. Si supones que puede ser un caso más grave, lo destacado es que lo revise un profesional.

Estos son varios síntomas que necesitan la atención instantánea de un veterinario

Desconocer sus necesidades antes de traerlo a casa

Es esencial que antes que un animal llegue a nuestra casa averigüemos lo que puede representar en todas y cada una de las áreas. Tanto a nivel económico: desparasitaciones, vacunas, veterinarios, nutrición, etcétera. Como el momento de libertad lo debemos proteger.

Ninguna de las razas son iguales, y unas más que otras necesitan más movimiento y actividad. ¿Tenemos la posibilidad de sacar a nuestro perro a divertirse en tantas ocasiones como necesite? Otro aspecto a tener en cuenta es el espacio físico que contamos en el hogar, puesto que como ser vivo necesita tener su espacio y no es exactamente lo mismo vivir en un piso de 50 mdos que en una parcela de 1.000 metros.