fbpx Saltar al contenido

Que sienten los perros cuando los separarse de su madre

El interrogante más habitual que la multitud hace en el momento en que escoge aparearse con su perra es ¿cuándo se tienen que dividir los perros chiquitos de su madre? La contestación más frecuente es: debe hacerse tras el destete. Cierto, pero debo indicar que el término «destete» es una mala traducción de destete, que significa «acostumbrarse a algo nuevo». Entonces, el término que debe aplicarse es «destete parcial» para que entienda que el destete no es solo mudar su dieta, sino más bien un desarrollo que debe hacerse gradualmente y dejar que se mueva y alcance su punto máximo de manera natural.

Los mamíferos compartimos algunas características biológicas, entre ellas el instinto maternal, que es el que nos une intensamente, crea una fusión con nuestras crías. Es imposible descartar que en el vientre materno, el cachorro entre en contacto con las conmuevas y experiencias de la madre, con lo que logre estudiar sensorialmente algo sobre el ambiente y de qué forma se relaciona su madre con él. María Montessori usó el término «cabeza absorbente» para conocer la aptitud única de cada niño para lidiar con su ambiente y estudiar a amoldarse a él, a vincularse con él, pienso que esto pasa aun en perros chiquitos. El propósito biológico de las mamás (mamíferos) es ofrecer vida, asesorar, alimentar, ofrecer herramientas para la supervivencia, resguardar para que las crías consigan independencia, autonomía y también idea, la aptitud de seleccionar seguir, aunque no sea de este modo. siempre y en todo momento logrado: la selección natural. En cautiverio, todo puede mudar.

📖 Índice de contenidos

Separación de perros chiquitos por cesárea

Un caso particular de separación prematura se da en el momento en que los perros chiquitos nacen por cesárea. Si la cirugía se efectúa antes de los partos y los perros chiquitos se muestran a la madre tras la operación una vez que ella se haya recuperado de la anestesia, puede aparecer un inconveniente.

Habiéndose interrumpido el fluído hormonal a lo largo de veinticuatro horas, posiblemente la perra extrañe a sus perros al día después de la operación y no reconozca la camada recuperada por cesárea. Por suerte, la relación natural entre los perros chiquitos y su madre se puede reestablecer.

Neonatal (0-2 semanas)

No pueden de ver ni oír, solo pueden de comer (lactan, pues no tienen dientes) y olfatear con los pies. Su aptitud para olfatear los guía hacia su madre en pos de alimento. Necesitan la estimulación de su madre para lograr realizar sus necesidades. Influidos por ella, desarrollarán capacidades sencillos.

Comienzan a olfatear y abren los ojos. Su gusto y olfato se aguzan y ahora dan sus primeros pasos vacilantes. Entre la 3ª y 4ª semana se muestran los cans. Mueven la cola, juegan entre ellos y con gemidos y ladridos empiezan a estar comúnicado. Gradualmente, aencienden a llevar a cabo sus necesidades sin que su madre se lo indique.

¿Qué puedes llevar a cabo para que tu perro no se sienta un tanto vacío?

Puedes llevar una manta o un peluche al rincón donde nació y donde está su madre antes de llevarlo a casa para que los fragancias se impregnen. Más tarde, en el momento en que lo lleves al nuevo espacio, vas a deber ponerle exactamente la misma manta o exactamente el mismo muñeco para que se sienta cerca de su madre.

Te puede atraer: ¿de qué forma nacen los perros?