fbpx Saltar al contenido

Qué pasa si llevas a un perro a la playa

Empieza la temporada de vacaciones en la montaña e indudablemente andas planificando conocer las distintas playas del país. Si quiere llevar a su perro con usted, debe tomar ciertas cautelas para asegurar su confort. Te contamos lo que tienes que tener en consideración antes de salir al mar.

Primero cerciórate de que tu mascota esté totalmente vacunada y desparasitada. En la costa hay perros callejeros y frecuentemente se pueden de enfermar, siempre y en todo momento es preferible impedir. Además, mantén cada día su control de pulgas y garrapatas. En tiempos cálidos, estos insectos abundan y una picadura puede trasmitir parásitos sanguíneos, que pueden de ocasionar patologías fatales. Se aconseja utilizar un repelente de garrapatas especializado cinco días antes de viajar.

📖 Índice de contenidos

Preguntar si la playa admite animales

Sólo algunas de las playas admiten animales. Asegúrese de entender las políticas similares con el transporte de perros. Por ejemplo, al tiempo que varios admiten perros sin correa; en otros, es esencial que tu mascota lo lleve, puesto que evitará que se asuste y se escape o, en el peor caso, pelee con otros animales.

No obstante, si tu perro es agresivo, te recomendamos que no lo lleves de viaje para evitar afecciones con otros dueños y mascotas.

El sol

Los perros, como los humanos, son sensibles al sol. También, hay zonas del cuerpo donde no están tan protegidas, como las que no tienen pelo, como el vientre. Nuestro consejo es usar protector del sol para evitar quemaduras.

Este también es un punto importante al que prestar atención, pues a tu amigo de cuatro patas no le hace daño gozar del agua, pero sí le hace daño tomarla. Si tu mejor amigo tomó una cantidad notable, podría ocasionarle inconvenientes aproximadamente graves. Si esto sucede tienes que conocer en todo instante a tu veterinario para que te atienda inmediatamente y te asista cuanto antes, puesto que esto puede poner en riesgo la vida de tu mascota.

Precaución con las mareas

Primeramente, a pesar de que los perros que se aventuran en el agua por norma general saben nadar, las mareas pueden de cansarlos bastante y transformarse en un gran riesgo, aun para los bañistas especialistas mucho más fuertes. Tienes que mirarlo en ningún instante.

Precaución con el golpe de calor. Los perros mayores y los perros chiquitos, tal como los perros obesos o con inconvenientes cardiacos, son los mucho más propensos a padecer un golpe de calor, aunque alguno puede sufrirlo. Lleva siempre y en todo momento agua fría para tu perro y cerciórate de que logre lograrla en el momento en que desee. Crea un ámbito aireado y sombreado donde consigas resguardarte del calor e impide las horas centrales del día en el momento en que el sol es mucho más fuerte y también profundo.

Cuidar de tu perro en la piscina

Si has escogido la opción piscina, ten presente los próximos puntos:

  • Reglas de la piscina. No tenemos conocimiento de ningún hotel o piscina social que deje perros en el agua. Pero si la piscina te la vas a aceptar, cerciórate de que sea cómoda y logres salir con sencillez.
  • Está contraindicado tomar el agua de la piscina. Evite tragar el agua de la piscina en tanto que el cloro puede ocasionar gastritis.
  • Solicitud los horarios. En el momento en que ingresa al agua, controla el tiempo en el que está y prueba su aptitud para entrar y salir por su esfuerzo. Es esencial que disfrute de la experiencia eludiendo ocasiones agobiantes para él, como no localizar la salida, no entender nadar o tener dificultades, etcétera.