fbpx Saltar al contenido

Cómo tranquilizar a un perro en un avión

Los peludos no se entretienen bastante, aunque puedes llevar a cabo tus propias conjeturas.

📖 Índice de contenidos

Elaborar el viaje con cierta antelación

Para Sara, planear con cierta antelación es un aspecto clave en el momento de viajar con animales en avión: «Por lo menos, elaborar el viaje un mes o dos con cierta antelación, para reservar la plaza de tu perro en el avión (solo pueden de volar dos perros en cabina por vuelo) y conseguir toda la documentación que se requiere para volar, singularmente si viajas fuera de Europa. Cristina opina lo mismo en la situación de los gatos: “Si deseas volar con un gato, planea tu vuelo con cierta antelación. El tiempo te ofrece margen para solucionar cualquier imprevisto que logre aparecer con la aerolínea, el veterinario, aduanas, etcétera.»

Explota el anticipo para acostumbrar a tu perro a viajar contigo, póntelo ahora El camino.» Hazlo primero con el portaequipajes abierto, entonces cerrado, entonces en el turismo, con estruendos y movimiento. De esta forma, en el momento en que esté en el avión, va a estar mucho más relajado y vas a poder gozar del vuelo”, enseña Sara. Para ella, “viajar con un perro es como viajar con pequeños. Debes organizarlo todo bien, para que tu perro aproveche al límite la experiencia y no le produzca agobio.

Conclusiones

  • Los sedantes son fármacos o substancias naturales que ayudan al perro a relajarse.
  • Jamás le des a tu perro ningún fármaco sin antes preguntar a su veterinario.
  • La ansiedad es la encargada de varios hábitos inapropiados en tu perro.
  • Hay suplementos naturales con efectos calmantes para tu perro.
  • Varios emplean vitaminas, flores de Bach o yerbas relajantes.
  • El triptófano y la L-tiamina, o feromonas calmantes para perros, también son sedantes naturales eficientes.
  • Los abrigos antiestrés también pueden de ser una aceptable solución para aliviar a tu perro.
  • Los tranquilizantes mucho más comúnes para tu perro son la acepromiazina, la gabapantina, la trazodona y las benzodiazepinas.

Prepara a tu animal

El próximo paso es el control de orina.

Aunque probablemente sea un tanto mucho más simple que volar con pequeños, llevar a tu perro en un viaje largo no es tan fácil como ponerlo en una perrera y distanciarse, advierte César Millán.

Presión arterial

Los sedantes dismuyen la presión arterial y, conjuntados con las condiciones de presión del avión, pueden de tener efectos indeseables en varios casos.

El aire en un avión está a la perfección limpio y se moderniza completamente tras unos minutos. El inconveniente es que los mecanismos de introducción en la cabina hacen que el porcentaje de humedad en el ámbito sea bajísimo, tan bajo como el porcentaje de humedad en el aire del desierto, solo un 5-10%. Dada esta situación, es esencial que logren hidratarse lo máximo posible y si les ponemos a reposar no van a poder tomar todo cuanto necesitan.