fbpx Saltar al contenido

Qué pasa si no baño a mi perro después de ir a la playa

Sólo algunas de las playas admiten animales. Asegúrese de entender las políticas similares con el transporte de perros. Por ejemplo, al tiempo que varios admiten perros sin correa; en otros, es esencial que tu mascota lo lleve, puesto que evitará que se asuste y se escape o, en el peor caso, pelee con otros animales.

No obstante, si tu perro es agresivo, te recomendamos que no lo lleves de viaje para evitar afecciones con otros dueños y mascotas.

📖 Índice de contenidos

Las olas

Entendemos que los perros saben nadar desde el instante en que nacen, pero para eso no debemos confiarnos y dejarlos solos, especialmente cuando hay olas, por el hecho de que esto sería arriesgado y podría ocurra un accidente. ¡Seguridad primero!

Una cosa que nos chifla y nos parece realmente útil son los chalecos salvavidas, ayudarán a que tu perro se mantén a flote, mientras que está cómodo y aparente en el agua:

Cuidar de tu perro en la piscina

Si has escogido la opción piscina, ten presente los próximos puntos:

  • Reglas de la piscina. No tenemos conocimiento de ningún hotel o piscina social que deje perros en el agua. Pero si la piscina te la vas a aceptar, cerciórate de que sea cómoda y consigas salir con sencillez.
  • Está contraindicado tomar el agua de la piscina. Evite tragar el agua de la piscina en tanto que el cloro puede ocasionar gastritis.
  • Solicitud los horarios. En el momento en que ingresa al agua, controla el tiempo en el que está y prueba su aptitud para entrar y salir por su esfuerzo. Es esencial que disfrute de la experiencia eludiendo ocasiones agobiantes para él, como no encontrar la salida, no comenciender nadar o tener dificultades, etcétera.

La arena

Precaución con la arena ardiente que puede abrasar las patas de nuestros animales. Tenga particular precaución con los perros chiquitos, puesto que pueden de comer grandes proporciones de arena.

Impide pasear a tu perro por la arena a lo largo de las horas centrales del día. Si la arena arde por ti, probablemente también arda por tu perro. Si tu mascota está habituada a estar en el interior, sus patas pueden de estar muy sensibles y dañadas por la arena ardiente.