fbpx Saltar al contenido

Qué agua se le debe dar a un perro

Las necesidades de agua de un peludo dependen de su peso, edad y actividad física.

Seguramente has oído que los peludos siempre y en todo momento tienen que tener agua fría y limpia, que se les debe mojar cada tres semanas. Pero, ¿sabes cuál es el papel y la relevancia de este líquido para tu compañero de cuatro patas? Aquí te contamos siete cosas que tienes que saber sobre este tema.

📖 Índice de contenidos

Malas fuentes de agua.

Tú sabes de perros. Si tu perro tiene sed, va a encontrar agua de una manera u otra. Estas son ciertas selecciones menos saludables que su perro puede realizar si no posee una opción mejor.

Baño. mantén la tapa clausurada. Más de un perro tomó unos sorbos de agua del wc para saciar su sed. Aparte de las obvias razones por las que tu perro no hace esto, también existe el peligro de ahogarse. Un perro pequeño puede resbalar y caer de forma fácil en el envase con secuelas catastróficas.

¿Cuánta agua debe tomar un perro cada día?

La proporción de agua que tu mascota necesita tener todos los días depende de múltiples componentes como:

¿Cómo entender si el perro está tomando bastante agua?

Por suerte, el organismo del perro es bastante elocuente en el momento de saber si nuestro animal está desecado. Existen varios trucos o procedimientos que se deben llevar a cabo para revisar si nuestro perro bebe bastante agua. Son las próximas:

  • Encías secas: son parte del cuerpo de nuestro perro que siempre y en todo momento ha de estar húmeda. En consecuencia, si al revisar su estado observamos que están secos o pegajosos, nuestro perro está desecado. Su color también es esencial. En un perro sano, las encías son rosadas, al paso que en perros con falta de agua tienen la posibilidad de volverse rojas o blancas.
  • Ojos hundi2: estos son otros síntomas de deshidratación.
  • Orina bastante concentrada: en perros que carecen de agua, la orina va a ser más obscura y su fragancia va a ser considerablemente más fuerte de lo frecuente.
  • Flexibilidad de la piel: En perros sanos, si pellizcamos delicadamente la piel del dorso, de manera rápida recuperará su apariencia habitual. En consecuencia, si estamos con que la piel de nuestro perro tarda en regresar a su situación es por el hecho de que está desecada.
  • Suministro de sangre: en perros desecados, la sangre circula con mayor contrariedad. Una aceptable forma de advertir este inconveniente es apretar delicadamente con el dedo las encías. Si la sangre regresa a ocupar la región que hemos presionado en unos cuantos segundos, no ha e inconveniente. Pero si tarda más, nuestro perro puede estar desecado.

¿Por qué razón no tienes que ofrecerle agua del grifo a tu mascota?

Ahora entendemos que un filtro de agua se hace cargo de remover todas y cada una de las impurezas que hay en ella, y por este motivo, te proporciona distintos beneficios. No obstante, estos beneficios no solo son buenos para usted, también se aplican a sus mascotas.

Múltiples especialistas en el tema coinciden en que los peludos tienen que tomar exactamente la misma calidad de agua que la gente; o sea, agua purificada. Esta recomendación aparece del hecho de que el agua del grifo acostumbra contener impurezas, artículos químicos, metales pesados, cloro y bacterias, e inclusive probables parásitos.