fbpx Saltar al contenido

Qué pasa si doy en adopción a mi perro

Rosie era una perra bella y cariñosa con dueños que la amaban, pero aun de este modo sus instintos predadores la hacían muy dañina para la sociedad humana. Su ataque a otro perro fue la gota que colmó el vaso para sus dueños, quienes juraron jamás regresar a adoptarlo de un refugio.

📖 Índice de contenidos

¿Estás pensando en abandonar a tu mascota? No lo hagas, nosotros tenemos la posibilidad de guiarte

Tienes múltiples opciones:

  • Contáctanos para que tenemos la posibilidad de guiarte a darlo en adopción
  • Halla protectoras que te asistan en el desarrollo
  • Publícalo en las redes

Cono100do a nuestro nuevo amigo

Cada perro tiene sus deseos y «hobbies», aunque ahora hayamos tenido otros antes, es conveniente tomarse el tiempo de ver y estudiar de nuestro nuevo compañero: lo que le agrada, lo que le pone inquieto, qué juguetes elige, dónde elige que le rasquen y dónde se siente incómodo, etcétera. Sus señales de comúnicación son extensas y variadas, es cuestión de estar atento. En el momento en que el animal solicita cariño, tenemos la posibilidad de dárselo, pero si no, debemos ofrecerle tiempo y no agobiarlo.

También, debe conocernos y debemos esmerarnos en transmitirle seguridad y seguridad, para que vea por sí solo que estar junto a nosotros es satisfactorio y decida estar cerca nuestro de buen grado. Es importante no dejar jamás a nuestro perro en un espacio abierto hasta el momento en que estemos absolutamente seguros de que ayudará a nuestra llamada, sería peligrosísimo para él si perdiese el control tras otro perro o se asustara con un estruendos. Lamentablemente, es común oír que un perro se pierde en el momento en que lo adoptaron hace solo unos días, pues al no comenciender bien su ambiente, se desorientan de forma fácil y no pueden de regresar a casa. .

ADOPTA un animal, va más allí

En este momento, como afirmaba, va más allí, facilitando a quienes deciden ofrecer en adopción a su perro sin la necesidad de dejar al animal a su suerte. Esto es, sin futuro garantizado en ningún libro. En este momento tiene la opción de darlo en adopción de forma directa a otra persona que verdaderamente lo desee.