fbpx Saltar al contenido

Cómo mantener limpio a un American Shorthair

¿Sabes cómo mantener limpio a un American Shorthair?

Si eres dueño de un American Shorthair, seguramente te habrás preguntado cómo mantener limpio a tu gato. Pues déjame decirte que estás en el lugar correcto. En este artículo, te daremos algunos consejos prácticos para mantener a tu American Shorthair limpio y reluciente.

Cepillado regular

El cepillado regular es esencial para mantener el pelaje del American Shorthair en buen estado. A pesar de que esta raza no requiere tanto cepillado como otras, como los Maine Coon o los Persas, es recomendable cepillarlos al menos una vez a la semana. Esto ayudará a eliminar el pelo muerto y prevenir la formación de nudos.

Baños ocasionales

A diferencia de los perros, los gatos no necesitan bañarse con tanta frecuencia. Sin embargo, en ocasiones puede ser necesario bañar a tu American Shorthair, especialmente si ha estado expuesto a algo sucio o tiene algún problema en la piel. Asegúrate de utilizar un champú suave y específico para gatos, y aclara bien para eliminar cualquier residuo.

Limpieza de las orejas y ojos

Los American Shorthairs tienen unas orejas y ojos preciosos que requieren cuidado. Asegúrate de limpiar gentilmente las orejas con un algodón humedecido en un limpiador especial para gatos. En cuanto a los ojos, utiliza una gasa esterilizada o un paño suave humedecido en agua tibia para eliminar cualquier legaña o suciedad acumulada.

Higiene dental

No podemos olvidarnos de la higiene dental de nuestro American Shorthair. Aunque muchos gatos no son fanáticos del cepillado dental, existen productos como los dentífricos en gel especiales para ellos. También es recomendable ofrecerles juguetes o golosinas dentales que les ayuden a mantener sus dientes limpios y sanos.

Recorte de uñas

Por último, pero no menos importante, recuerda recortar las uñas de tu American Shorthair regularmente. Esto no solo ayudará a mantener su higiene personal, sino que también evitará posibles rasguños a muebles y personas. Utiliza un cortaúñas específico para gatos y ten mucho cuidado de no cortar más allá de la parte transparente de la uña, donde se encuentra la pulpa.